Se prevé que el nivel de inversiones en el Perú de un salto adelante en 2018

Text size +-
Recommend

In English

Los pronósticos vaticinan un aumento de la inversión privada en el Perú a medida que mejora la confianza en el país y se siente el efecto en la economía de los recientes estímulos fiscales.

La inversión hecha por empresas privadas debería recuperarse en la segunda mitad del año, para luego acelerarse aún más en 2018 como consecuencia de una continuada mejora en el clima económico, según un informe de la consultora EY Perú en junio. A pesar de esto, es probable que los números totales de este año muestren una contracción.

Las proyecciones del mismo mes del Banco Central Reserva del Perú (BCRP), prevén que la inversión privada en 2017 estará en $25 mil millones, un 1,8% por debajo del año pasado, antes de recuperarse de manera importante creciendo un 5,3% en 2018.

Esto revertiría un decrecimiento que ya lleva cuatro años: después de haber crecido un 6,5% en 2013, la inversión privada decreció durante los tres años siguientes un 2,3%, 4,4% y 6,1% respectivamente, según datos del BCRP.

Gran parte del crecimiento negativo que se ha predicho para 2017 ya ha ocurrido, el resto del año parece más positivo, de acuerdo a Paulo Pantigoso, Socio Gerente de EY Perú.

“Se han empezado a ver señales de recuperación en las esferas privadas, así como señales de inversiones más rápidas en la segunda mitad del año” dijo Pantigoso en junio.

Gasto público

El retorno al terreno positivo dependerá, ha dicho EY, de la continuidad en la fortaleza del gasto público, que ha asumido un rol más grande en lo que se refiere a impulsar el crecimiento económico.

A mediados de junio, el BCRP previó una expansión de la inversión pública de 7% este año –parte de un incremento de 11% del gasto público– y de 15% en 2018. En dicha previsión, el BCRP dijo que los incrementos han sido impulsados en gran parte por la necesidad de reconstruir infraestructura después de que el fenómeno El Niño causara en marzo lo que se ha considerado las peores inundaciones en décadas.

El incremento del gasto público podría estimular el gasto privado, el cual el BCRP espera que se incremente un 1,6% este año, impulsado por un incremento del consumo de 2,5%, lo que sería seguido de tasas de crecimiento en 2018 de 3,5% y 3%, respectivamente.

El banco central también prevé un aumento de las exportaciones este año, con proyecciones de envíos por valor de $42.600 millones, un 15% más que el año pasado. Las estimaciones de junio representaron una aumento en comparación con marzo, cuando el banco estimó un crecimiento de 13%, lo que refleja una mejoría en el panorama del clima de inversiones y la economía peruana.

Se espera que el crecimiento de las exportaciones continúe en 2018, cuando las ventas al exterior alcancen los $45.400 millones –proyecciones que superan a las anteriores, de $43.900 millones– según el BCRP.

Superando adversidades

El FMI señaló, en un informe publicado el 28 de junio, que la inversión privada ha sido afectada por numerosos factores en los últimos años.

La confianza se había marchitado entre los inversores privados después de que se congelara un gran número de proyectos debido al escándalo Odebrecht, en el que la constructora brasileña fue acusada de pagar sobornos para ganar contratos públicos. Las oportunidades de negocio vuelven a abrirse ahora que se han vuelto a reactivar algunos de estos proyectos, lo que ha ayudado a restaurar el buen clima de inversiones, según el FMI. Otra adversidad que señaló fue la disminución en los precios de las materias primas.

Sin embargo, el FMI dijo que dichos obstáculos deberían disminuir a medida que se abren este año oportunidades para invertir, se canaliza al resto de la economía el gasto de reconstrucción y los proyectos retrasados se ponen al día.

Añadió que la brecha de infraestructura del Perú se reducirá y que se crearán más oportunidades para la empresa privada gracias a recientes reformas estructurales para mejorar el marco de la inversión pública y a través de alianzas público-privadas (APP).

A principios de este año, el gobierno presentó una nueva legislación que incrementaba la transparencia en las APP y las licitaciones estatales, lo que ayudará a luchar contra la corrupción y reducirá el margen de maniobra de los contratistas para expandir los presupuestos de los proyectos después de que se les adjudiquen. Dichas medidas deberían limitar el riesgo de sobrecostos.

Mejorando la confianza

El BCRP también ha dejado caer la posibilidad de rebajar las tasas de interés a finales de este año, como parte de sus esfuerzos para estimular el crecimiento y la inversión.

A finales de mayo, Julio Velarde, gobernador del BCRP, dijo que una mejoría en la confianza de los inversores podría darle un impulso a las inversiones privadas y dejo abierta la posibilidad de un recorte en las tasas de interés para apoyar la expansión económica. El banco había reducido su tasa de referencia ese mes desde  un 4,25% a 4%, la primera rebaja desde 2015.

Los datos de inflación también sugieren que hay margen para hacer más rebajas: el crecimiento de los precios al consumo bajó hasta mínimos de dos años en junio, un 2,73%, pero aún dentro del rango que el BCRP tiene como meta, entre 1-3%.

 

 

Investment levels in Peru forecast to jump in 2018

En Español

Private investment in Peru is seeing raised forecasts as business confidence in the country improves and recent fiscal stimulus feeds into the economy.

Investment by private firms should pick up in the latter half of the year before accelerating further in 2018 as the economic climate continues to improve, according to a June report by consultancy EY Peru – though the full-year figure is still likely to show a contraction.

Projections that same month from the central bank – Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) – forecast private investment in 2017 will be 1.8% lower than last year, at about $25bn, before recovering strongly to increase by 5.3% in 2018.

This would reverse a four-year decline: having grown by 6.5% in 2013, private investment fell over the next three years by 2.3%, 4.4% and 6.1%, according to BCRP data.

Much of the negative growth built into 2017 forecasts has already occurred, and the rest of the year looks more positive, according to Paulo Pantigoso, managing partner of EY Peru.

“Signs of recovery have started to surface in the private sphere, as well as signs of coming – much faster – investments in the second half of the year,” Pantigoso said in late June.

Public spending

The return to positive territory will depend on continued strength in public spending, which has taken on a greater role in driving economic growth, EY said.

In mid-June the BCRP forecast public investment would expand by 7% this year – part of an 11% increase in total government outlays – and then by 15% in 2018. It said the increases were driven largely by a need to rebuild infrastructure after the El Niño weather phenomenon caused flooding in March that was considered the worst in five decades.

The higher spending could stimulate private expenditure, which the BCRP expects to rise by 1.6% this year, fed by a 2.5% increase in consumption, followed in 2018 by respective growth rates of 3.5% and 3%.

The central bank also forecast an increase in exports for the year, projecting outbound shipments of $42.6bn, up 15% on last year. The June estimate represented an increase on March, when the bank forecast a 13% rise, reflecting an improved outlook for Peru’s economy and investment climate.

Export growth is expected to continue in 2018, when foreign sales will reach $45.4bn – up on earlier projections of $43.9bn – according to the BCRP.

Overcoming headwinds

Private investment has been hit by several factors in recent years, the IMF noted in a report issued June 28.

Confidence among private investors had withered after a number of large-scale projects were put on hold in the wake of the Odebrecht scandal, in which the Brazilian construction firm was prosecuted for paying bribes to gain government contracts. With some of these projects now being reactivated, business opportunities are again opening up, helping restore investor sentiment, the IMF said. Another headwind it noted was the downturn in commodity prices.

Such obstacles should, however, subside as investment opportunities begin to open up this year, reconstruction spending filters through the economy and delayed projects start to catch up, the IMF said.

It added that Peru’s infrastructure gap will be narrowed and more openings for the private sector created, thanks to recent structural reforms to improve frameworks for public investment and public-private partnerships (PPPs).

Early this year, the government tabled new legislation increasing transparency for PPPs and state tenders, helping tackle corruption and reducing the potential for contractors to expand project budgets after being awarded a contract, a move that should limit the risk of cost overruns.

Improving sentiment

The BCRP has also floated the possibility of cutting interest rates later this year as part of efforts to stimulate growth and investment.

At the end of May Julio Velarde, the governor of the central bank, said improved business sentiment could boost private investment and held out the prospect of a rates cut to support expansion. The bank had lowered its key rate that month from 4.25% to 4%, the first cut since 2015.

Inflation figures also suggest scope remains for further cuts: consumer prices fell to two-year lows in June, dipping to 2.73% but still near the top of the BCRP’s 1-3% target range.

Read Next:

In Peru

Aumento de la inversión en el sector minero de Perú

La minería está viviendo un periodo de crecimiento en Perú, guiado por un auge en el sector del cobre, que incluye el lanzamiento de proyectos a larga escala y la revisión de las regulaciones que...

In Economy

Chris Bendl, CEO, Zurich Topas Life

What is your assessment of the potential for Indonesia’s life insurance market?

Latest

Qatar targets cruise tourism and new markets for sector growth

Cruise tourism is fast becoming a key area of focus for Qatar as part of its broader bid to stimulate industry expansion, with the 2017/18 season expected to deliver the best results to date.