Panamá: Aliviando la congestión de la capital

In English

Al tiempo que el mundo espera la conclusión del proyecto de expansión del Canal de Panamá, los esfuerzos por mejorar la infraestructura de transporte del país han continuado de manera estable. Los cambios más radicales están teniendo lugar en ciudad de Panamá, donde la construcción de un nuevo sistema metro, la descontinuación del obsoleto sistema de buses "diablo rojo" y el mejoramiento de varias de las principales vías del país deberían contribuir al alivio de la congestión generada por el rápido crecimiento de la capital.

La ciudad ha sido el principal escenario del gasto público en infraestructura durante los últimos años, recibiendo US$ 2.29 mil millones de los US$ 3.29 mil millones destinados como total de las inversiones desde febrero de 2009 hasta febrero de 2013, según información del Ministerio de Obras Públicas. El gasto, fuera de la capital, estuvo dirigido hacia Veraguas con US$ 178.6 mil millones, Los Santos (US$ 156 mil millones), Herrera (US$ 155.9 mil millones), Chiriquí (US$ 148 mil millones) y Coclé (US$ 99.8 mil millones).

El nuevo sistema metro de Ciudad de Panamá fue identificado desde el principio como uno de los proyectos bandera de la administración del presidente Ricardo Martinelli. La primera línea de la red, que se espera sea concluida por la firma brasileña Odebrecht en 2014, contará con 13.7 kilómetros de la vía en dirección norte-sur a través de la ciudad y requerirá una inversión de US$ 1.5 miles de millones. También han sido completados los planes para cuatro líneas adicionales, con estimados iniciales que indican un período de 20 años más para la construcción de todas las líneas. En consecuencia, una parte considerable del aspecto final que adoptará el "Metro de Panamá" dependerá de las administraciones siguientes.

El sistema metro no es la única mejora que se está llevando a cabo en la infraestructura del transporte de la capital, pues el servicio ofrecido por el sistema de autobuses fue interrumpido el día 15 de marzo. "Los diablos rojos", como son llamados comúnmente los antiguos y coloridos buses escolares norteamericanos que han sido adaptados para prestar el servicio, son considerados como un peligro para las congestionadas calles de la capital. Hasta el momento, cerca de 703 propietarios de los buses carentes autorización han sido compensados por el gobierno por entregar sus vehículos, la mayoría de los cuales serán vendidos como chatarra. El mejoramiento del sistema de buses de la capital fue otra promesa de campaña del actual presidente.

Un nuevo sistema de metrobús que cuenta con nueve rutas claramente establecidas reemplazará al errático sistema empleado con anterioridad. El metrobús, operado por la asociación panameño-colombiana Transporte Masivo de Panamá, con una inversión de US$ 270 millones, comenzó a operar en el año 2010. La red completa cuenta con 120 autobuses fabricados por Volkswagen y están equipados con aire acondicionado y conductores uniformados a los cuales se les ofrecen bonificaciones por un trabajo exento de accidentes.

Asimismo, se espera que otros proyectos cuyo objetivo es aliviar la congestión dentro de la ciudad estén terminados entre 2013 y 2014, de acuerdo con Jaime Ford, Ministro de Obras Públicas. Vía Brasil, una de las principales arterias que atraviesa al centro de la capital, se está mejorando en varios aspectos tales como rotondas, pasos a desnivel y viaductos que optimizarían el flujo de tráfico. Las mejoras se dividen en dos proyectos que costarán US$ 216.9 mil millones y $ 180.7 mil millones, respectivamente, y se prevé que estén completos para julio de 2014.

Mientras tanto, la Avenida Domingo Díaz, otra significativa arteria de la capital que se conecta con el Aeropuerto Internacional de Tucumán, está siendo ampliada en seis carriles. El proyecto, que tendrá un costo de US$ 237.6 mil millones, también se completará en julio de 2014. Finalmente, varias carreteras así como la infraestructura pública del distrito histórico de ciudad de Panamá también se están mejorando a un costo de US$ 175.6 mil millones.

Aparte de la capital, apenas US$ 1.000 millones han sido invertidos entre enero de 2009 y febrero de 2013, menos de la mitad de la cantidad invertida en la mejora de la infraestructura de Ciudad de Panamá. No obstante, aunque la capital ha sido el principal foco de la inversión, ha habido varios proyectos importantes en otras áreas del país.

Ejemplo de lo anterior sería la inversión de US$ 185.6 mil millones para la expansión de la relativamente nueva autopista Panamá-Colón, la cual fue concluida en junio de 2012, mejorando así notablemente la interconexión entre los dos principales centros de negocios del país. Mientras tanto, la renovación equivalente a US$ 80.7 mil millones del Puente de las Américas, que se extiende por la entrada del Pacífico, en la desembocadura del Canal de Panamá, se espera que sea concluida para diciembre de 2014.

El estatus que Panamá ha obtenido como importante centro global de logística y transporte, requiere de la construcción y el mantenimiento de una moderna y eficiente red nacional de infraestructura, no sólo para apoyar a las empresas en crecimiento que se han establecido a lo largo del canal, sino también para fortalecer el desarrollo del mercado interno. Las mejoras que se están llevando a cabo en la capital ciertamente son un buen comienzo en lo concerniente a la modernización de la infraestructura de transporte. Sin embargo, con el turismo, la logística y la agricultura identificados como los más sobresalientes motores de crecimiento en el futuro, el mejoramiento de la conectividad vial en las periferias de la capital será igualmente importante para que el país logre mantener el fuerte crecimiento macroeconómico que lo ha caracterizado durante los últimos años.

 

Panama: Relieving capital congestion

While the world awaits the completion of the Panama Canal expansion project, work to upgrade transportation infrastructure within the country has quietly continued. The most radical changes are taking place in Panama City, where the construction of a new metro, the discontinuation of the “diablo rojo” bus system and the improvement of several major roads should alleviate congestion in the fast-growing capital. The city has been the focal point of government infrastructure spending in recent years, receiving $2.29bn of the $3.29bn in total investments from February 2009 to February 2013, according to data from the Ministry of Public Works. Spending outside the capital was led by Veraguas with $178.6m, Los Santos ($156m), Herrera ($155.9m), Chiriquí ($148m) and Coclé ($99.8m).

Panama City’s new metro system was identified early on as one of the key projects of President Ricardo Martinelli’s administration. The first line of the network, which is expected to be completed by Brazilian firm Odebrecht in 2014, will feature 13.7 km of track running north-south through the city and require investment of $1.5bn. Plans for four additional lines have also been completed, with initial estimates indicating an additional 20 years will be required to construct all lines. Much of how the finished “Metro de Panama” will look will depend on subsequent administrations.

The metro system is not the only improvement in the capital’s transportation infrastructure, as the bus system discontinued service on March 15. “Los diablos rojos”, as the colourful, converted former US school buses are commonly labelled, have long been considered a danger to the capital’s congested streets. Thus far, some 703 owners of the unauthorised buses have been compensated by the government for relinquishing their buses, most of which will be sold for scrap. Improvement of the capital’s bus system was another campaign promise from the incumbent president.

A new metrobus system featuring nine clearly defined routes will replace the erratic system previously employed. The metrobus, operated by the Panamanian-Colombian joint venture Transporte Masivo de Panama, required an investment of $270m and began operating in 2010. The complete network features 120 Volkswagen-manufactured buses, complete with air conditioning and uniformed drivers who are offered bonuses for accident-free work.

Several other projects that aim to alleviate congestion within the city are also expected to be completed in 2013 and 2014, according to Jaime Ford, Minister of Public Works. Via Brasil, a major artery running through the heart of the capital, is being upgraded at several points such as roundabouts, underpasses and viaducts to improve traffic flow. The upgrades are split into two separate projects that will cost $216.9m and $180.7m, respectively, and are scheduled to be complete by July 2014.

Meanwhile, Avenida Domingo Díaz, another major artery in the capital that connects with the Tocumen International Airport, is being expanded to six lanes. The project, which is expected to cost $237.6m, will also be complete by July 2014. Finally, several roads and public infrastructure within the historic district of Panama City are also being improved at a cost of $175.6m.

Outside of the capital, just $1bn has been invested between January 2009 and February 2013, less than half the amount being poured into improving capital infrastructure. While Panama City has been the focus of investment, there have been several important projects of note in other areas of the country.

For example, the $185.6m expansion of the relatively new Panama-Colon highway was completed in June 2012, which has improved interconnectivity between the two main business centres in the country. Meanwhile, the $80.7m renovation of the Bridge of the Americas, which spans the Pacific entrance at the mouth of the Panama Canal, is expected to be finished in December 2014.

Panama’s status as a major global logistics and transportation centre requires it to build and maintain a modern and efficient domestic infrastructure network to support growing business flowing through the canal, but also to support an expanding domestic market. The improvements being made to the capital are a positive start to modernising transportation infrastructure; however, with tourism, logistics and agriculture each identified as primary growth drivers in the future, improving connectivity outside the capital will be equally important if the country is to maintain the strong macroeconomic growth of recent years.

Read Next:

In Latin America

Se apunta al crecimiento de la palma en Colombia

La creciente demanda mundial de aceite de palma para su aplicación en productos alimenticios y biocombustibles abre las oportunidades de desarrollo del producto en Colombia. La popularidad del...

In Transport

Mongolia lays tracks to boost trade

Recent visits to Mongolia by Chinese and Russian Presidents, Xi Jinping and Vladimir Putin, have cemented deals that may see the mineral-rich country double trade with its neighbours and achieve a...

Latest

Ghana banks eye acquisitions, foreign credit to expand

In spite of a softer macroeconomic environment, Ghana’s banking sector is in good health, thanks to an increase in assets and strong capital ratios, which in turn is encouraging an expansion by...