Economic Update

Peru: Bonos corporativos

Latin America | 15 Feb 2013

In English

Mientras que las compañías siguen atrayendo la mayoría de sus fondos a través de las ganancias retenidas y los préstamos bancarios, una fuerte demanda global de deuda de las empresas peruanas llevaron a triplicar los bonos corporativos emitidos (sobre todo en el extranjero) durante el 2012. Esta tendencia probablemente continúe durante el 2013, ya que algunas empresas ya han anunciado planes para emitir bonos en los próximos mese.

Aunque varios países de Latinoamérica, incluyendo Brasil, han tenido una buena presencia en la venta de bonos corporativos durante el año pasado, este crecimiento ha sido más notable en el Perú. El valor de los bonos corporativos emitidos aumentó de $1.63 mil millones en el 2011 a $5.15 mil millones en el 2012.

Este crecimiento es el resultado de diversos factores. En primer lugar, la crisis económica mundial ha reducido las tasas de interés en los países desarrollados, incluyendo en Estados Unidos, donde la Reserva Federal sigue manteniendo las tasas de interés en casi cero. Esto hace que los bonos de las economías emergentes sean considerablemente más atractivos para el inversionista.

En segundo lugar, a las compañías les parece bastante asequible emitir deudas en mercados extranjeros. Melvin Escudero, Presidente de El Dorado Investments con sede en Lima, recientemente dijo para Gestión, una publicación local sobre temas empresariales, que la emisión de bonos corporativos puede ser menos costosa para las compañías peruanas que las deudas bancarias.

Por último, la confianza de los inversionistas internacionales en el Perú parece estar creciendo. “La percepción de riesgo que tienen los inversionistas en relación al Perú está cambiando”, señaló para OBG Guillermo Arbe, Gerente de Estudios Económicos en Scotiabank Perú. Esto no solo ha provocado costos más bajos para las empresas peruanas que emiten bonos en el extranjero, sino también un incremento en la demanda de fondos de pensión e inversión para bonos corporativos peruanos.

Los bonos emitidos en el 2012 vinieron de diversas compañías agricultoras y mineras, así como de algunos bancos locales. Una de las primeras emisiones del año se realizó en enero, cuando Camposol, una empresa agroindustrial, vendió $125 millones en bonos, los cuales fueron emitidos a una tasa cupón de 9.88%, con vencimiento en el 2017. Esta fue La primera emisión de bono de esta compañía en el extranjero.

Coazucar, una empresa agroindustrial y una de las productores de azúcar más grandes, emitió $325 millones de bonos en julio del 2012, con una tasa cupón de 6.38%. Según informes, los pedidos de bonos habían superado los $3.4 mil millones antes de la emisión.

Dos de los bancos más grandes del país emitieron bonos en un esfuerzo por recaudar fondos para expandir el crecimiento de préstamos personales y para penetrar nuevos segmentos “no bancarizados” de la población. En agosto del 2012, el BBVA Banco Continental (Perú) vendió $500 millones en bonos a una tasa cupón de 5%, que vencerán en el 2022.

Otras importantes emisiones de bonos en el 2012 se usarán para proyectos financieros en el sector minero. La Compañía Minera Volcán vendió $600 millones de bonos en enero del 2012, y Southern Copper colocó dos emisiones de bonos en noviembre, uno por $300 millones con vencimiento en el 2022, y otro por $1.2 mil millones con vencimiento en el 2042. La empresa planea usar estos fondos para incrementar la producción en sus operaciones de México y Perú en un 80% a 1,1 millones de toneladas al año aproximadamente.

Los fondos mutuos peruanos también están reestructurando sus inversiones conforme a la reciente subida de los bonos corporativos. Credifondo, el mayor administrador de fondos mutuos en el Perú, ha estado vendiendo los bonos del gobierno nacional mientras busca incrementar sus posesiones de bonos corporativos, que a su juicio superará la deuda nacional en el largo plazo.

Mientras tanto, hay varias emisiones de deuda corporativa importantes que están previstas para el 2013. El Banco Interamericano de Finanzas planea ofrecer $400 millones de bonos en el 2013 con el objetivo de ampliar sus operaciones de microfinanzas, ya que la microempresa se ha convertido en uno de los segmentos de más rápido crecimiento en América del Sur, sobre todo en la exportación de productos agrícolas y la industria del retail. El Banco de Crédito del Perú, el banco más grande del país, anunció que tiene planes de emitir un adicional de $250 millones de bonos en Chile y Colombia en el primer trimestre del 2013.

Asimismo, el BBVA Banco Continental emitirá $300 millones de bonos a una tasa cupón de 2,25% tan pronto sea posible durante este mes. Los bonos vencerán en julio del 2016 y se espera que los beneficios de la emisión se utilicen para propósitos corporativos generales.

Mientras que las tasas de interés sigan siendo bajos en otros lugares, y la economía peruana siga creciendo a un ritmo estable, es probable que la demanda de los inversionistas por los bonos corporativos se mantenga fuerte. Esta realidad va a proporcionar a las empresas locales la oportunidad de apoyar la financiación para el desarrollo a través de un nuevo medio que parecía estar fuera de su alcance en el pasado.

 

Peru: The name’s bond, corporate bond

While businesses continue to draw the majority of their funds through retained earnings and bank loans, a strong global demand for Peruvian corporate debt led to a tripling in corporate bonds issued (mostly abroad) in 2012. This trend is likely to continue throughout 2013, as some corporations have already announced plans to issue bonds in the coming months.

While many Latin American countries, including Brazil, have made a strong showing in corporate bond sales in the past year, this growth is most notable in Peru. The value of corporate bonds issued rose from $1.63bn in 2011 to $5.15bn in 2012.

This growth is the result of several factors. Firstly, the global economic crisis has pushed interest rates down in the developed world, including the US, where the Federal Reserve continues to maintain interest rates at close to zero. This makes bonds from stable emerging economies considerably more attractive to investors.

Secondly, firms have found it extremely affordable to issue debt on foreign markets. Melvin Escudero, CEO of Lima-based El Dorado Investments, recently told Gestión, a local business publication, that corporate bond issues may be cheaper for Peruvian companies than bank debt.

Finally, international investors’ confidence in Peru appears to be growing. “Investors’ risk perception in regard to Peru is changing,” Guillermo Arbe, chief economist at Scotiabank Peru, told OBG. This has led not only to lower costs for Peruvian companies issuing bonds abroad, but also an increase in demand for pension and investment funds for Peruvian corporate bonds.

Bond issues in 2012 came from several agriculture and mining companies, as well as a number of local banks. One of the first issues of the year came in January when Camposol, an agro-industrial firm, sold $125m in bonds, which were issued at a 9.88% coupon rate and are expected to mature in 2017. This was the company’s first bond issue abroad.

Coazucar, a local agribusiness firm and one of the country’s largest sugar producers, issued $325m worth of bonds in July 2012, with a coupon rate of 6.38%. Orders for the bonds had reportedly topped more than $3.4bn prior to the issue.

Two of the country’s largest banks issued bonds in an effort to raise money to expand growth in personal loans and to penetrate new “un-banked” segments of the population. In August 2012, BBVA Banco Continental (Peru) sold $500m in bonds at a coupon rate of 5% that are set to mature in 2022.

Other major bond issues in 2012 will be used to finance projects in the mining sector. Volcan Compañía Minera sold $600m of bonds in January 2012 and Southern Copper placed two major bond issues in November, one for $300m with a maturity date of 2022 and another for $1.2bn, scheduled to mature in 2042. The firm plans on using these funds to increase production in its Mexico and Peru operations by 80% to around 1.1m tonnes per year.

Peruvian mutual funds are also restructuring their investments in line with the recent surge in corporate bonds. Credifondo, the largest mutual fund manager in Peru, has been selling national government bonds while seeking to increase its holdings of corporate bonds, which it believes will outperform national debt in the long term.

Meanwhile, there are several important corporate debt issues planned for 2013. The Banco Interamericano de Finanzas plans on offering $400m of bonds in 2013 in a bid to expand its microfinance operations, as microenterprise has become one of the fastest-growing segments in South America, particularly in the agricultural export and retail industries. Banco de Crédito del Perú, the largest bank in the country, has announced plans to issue an additional $250m of bonds in Chile and Colombia within the first quarter of 2013.

Additionally, BBVA Banco Continental is set to issue $300m worth of bonds at a coupon rate of 2.25% as soon as this month. The bonds are set to mature in July 2016 and the proceeds of the issue are expected to be used for general corporate purposes.

As long as interest rates remain low elsewhere, and the Peruvian economy continues to grow at a stable rate, investors’ demand for corporate bonds is likely to remain strong. This reality will provide local corporations with an opportunity to support expansion funding through a new medium that may have seemed out of reach in the past.

Chapter Summary